Cualquier ayuda innecesaria es un obstáculo para el desarrollo del niño

¿Por qué consideramos importante que los niños desarrollen la autonomía desde edades tempranas? La respuesta es sencilla. Nuestro objetivo es que nuestros alumnos no dependan en su totalidad de un adulto y sean capaces de realizar por sí mismos actividades no solo dentro del aula, sino también en su vida diaria fuera del mismo.

Dejar que sean ellos los protagonistas de su propio proceso de aprendizaje lleva implícito la aceptación del error, así como la capacidad para superarlo. Y es que lo importante no es lo que hemos tardado en llegar a la meta, sino que hemos llegado. Poco a poco iremos perfeccionando la técnica, al principio costará, pero veremos como un niño de tres años que en septiembre no era capaz de ponerse el babi, ha acabado poniéndoselo él solo y abrochándose correctamente los botones, que una niña de dos años es capaz de quitarse los zapatos y guardarlos en su caja al entrar en clase o de lavarse las manos ella solita y que nuestros pequeños de un año ya no comen en trona sino sentados en su mesa y son capaces de hacerlo ellos solos.

Esta autonomía que nuestros hijos van adquiriendo poco a poco, le aporta madurez a la hora de aprender a tomar decisiones por sí mismos. Decisiones que, siempre que estén en nuestra mano, procuraremos que sean adecuadas a su edad. De esta forma aprenden a valorar que tienen más de una opción a la hora de elegir, y que son libres para escoger una u otra. Esto no puede justificar en ningún momento que el niño haga lo que le venga en gana. La autonomía a la hora de tomar decisiones también tiene que ir educándose poco a poco.

Nuestro papel como adultos es guiarlos en este proceso y hacerles ver que no es que no queramos ayudarles, sino que les estamos demostrando que son capaces de hacerlo solos. Y es que, sin duda, uno de los desafíos más grandes que se nos presentan a la hora de trabajar la autonomía, es saber cuándo intervenir o cuándo dejarles vía libre. Para esto, dedicaremos tiempo a observar a nuestro hijo y adaptaremos los objetivos que queremos conseguir a su edad y capacidad, a la vez que iremos proporcionándoles comentarios acerca de su actuación y reforzando positivamente todos sus logros.

Si luchamos porque nuestros hijos sean autónomos, les estaremos ayudando también a que sean responsables. Responsables de sus actos y a la vez conscientes de que la decisión que han tomado siempre tendrá unas consecuencias que en ocasiones serán acertadas y otras serán erróneas.

Son varios los nuevos “modelos de paternidad” recogidos en un estudio realizado por la Universidad de Minnesota. El estudio los divide en padres helicóptero, padres apisonadora y padres guardaespaldas. No entraremos en detalle para definir cada modelo, pero si nos ponemos a pensar en los nombres que se les ha proporcionado, podemos caer en la cuenta que cualquiera de nosotros, yo la primera, en momentos concretos de nuestra paternidad hemos podido formar parte de algunos de estos modelos. Pero como hemos dicho con anterioridad, lo importante es encontrar el equilibrio. Da a nuestros hijos las herramientas necesarias para que poco a poco empiecen a volar por su cuenta y ser conscientes de los beneficios que les aportarán en su futuro.

Y es que, ya lo dijo María Montessori hace tiempo: “Cualquier ayuda innecesaria es un obstáculo para el desarrollo del niño”

Marta Merino Gregorio
Profesora de Infantil
Colegio Alborada

¿Qué es “La escuela, lo primero”?

Es un proyecto de innovación impulsado por la Fundación Cotec que permite el encuentro entre personal docente de distintos centros educativos de España y de la Administración. El objetivo es construir un espacio que facilite dialogar y explorar nuevas vías que lleven a la mejora de la práctica educativa, este año marcado aún por la pandemia.

El trabajo se lleva a cabo online en grupos de 3 ó 4 personas y se organiza en torno a diez retos sugerentes:

  1. ¿Cómo trabajar en comunidad en tiempos de crisis?
  2. ¿Cómo mapear recursos y establecer alianzas para nuestra comunidad educativa?
  3. ¿Qué saben y necesitan los niños para aprender por sí mismos?
  4. ¿Cómo organizar tiempos y espacios de forma flexible?
  5. ¿Cómo desarrollar la colaboración en equipos que trabajan en remoto?
  6. ¿Cómo transferir las metodologías activas al entorno virtual?
  7. ¿Cómo atender las necesidades educativas especiales en la escuela post COVID?
  8. ¿Cómo cuidar la convivencia de la comunidad educativa en la escuela post COVID?
  9. ¿Cómo incorporar la participación de las familias en el proceso de enseñanza-aprendizaje?
  10. ¿Cómo podemos acompañar emocionalmente al alumnado durante la pandemia?

Cada grupo se centra en solo reto y, a lo largo de ocho sesiones de dos horas y media cada una, va siguiendo la metodología pautada por el equipo Cotec, hasta crear una propuesta real y viable al reto elegido. En todo momento, se cuenta con facilitadores y expertos que llevan un mentoring de cada grupo y dinamizan el proceso.

Personalmente, he tenido la suerte de participar en el primer reto. Lo que más me ha gustado del proyecto, además de la metodología y la elaboración de la propuesta, ha sido comprobar cómo es posible ir de la mano docentes de centros de distinta titularidad, -pública, privada y concertada-, cuando lo que de verdad importa es sacar adelante a nuestro alumnado.

Carmen Martínez Gómez
Departamento de Ciencias Sociales, Geografía e Historia
Tutora 4ºESO-B

Radiografía de un colegio ideal

1. ¿Es importante que los padres quieran participar en el proyecto educativo de un colegio?

He conocido, a lo largo de los años de docencia, auténticas madres coraje que han sacado a sus hijos adelante con un empeño y acierto ejemplares. Recuerdo una de ellas que quiso dejar su trabajo, para dedicarse plenamente a la educación de su hijo autista. Este chaval sacó su Bachillerato brillantemente y ahora es estudiante de una ingeniería. He visto a padres con una serenidad y paciencia enormes con hijos suyos, que han tenido adolescencias bastante revueltas. Para un profesor, poder hablar periódicamente con los padres de algunos de sus alumnos es una fuente de ayuda de primer orden en su tarea. Esto es así porque la familia constituye la raíz de la educación. Continuar leyendo «Radiografía de un colegio ideal»

Un colegio sano

UN COLEGIO SANO

Entrevista a Silvia Fernández Ricondo Enfermera del Colegio Alborada

En estos tiempos de pandemia la sabiduría, el coraje, la lealtad y la unidad son valores que ayudan a reflexionar, sobreponerse a las dificultades y problemas, respetar y cooperar con los demás; son valores que impulsan a vivir otros muchos valores.
Somos una escuela en la que la educación en valores impregna nuestro día a día. Asociar valores a cierto héroe o animal -como en el proyecto HOUSES ALBORADA- los sabios delfines, las águilas de gran coraje, los leales camaleones y los tigres fuertemente unidos, nos recuerda que el posible alcanzarlos con constancia y deportividad Continuar leyendo «Un colegio sano»

Cada vez más comprometidos con la inclusión

Nuestra constitución española recoge la educación básica como un derecho y deber universal, asentando así las bases de las leyes educativas que rigen el sistema educativo español, este sistema pretende garantizar el respeto de los derechos y libertades de las personas y ofrecer igualdad de oportunidades a todos los componentes de la sociedad. Es por lo que sobre esta línea debemos organizarnos para dar respuesta a toda la diversidad de alumnado que componen nuestra sociedad, siempre desde un modelo de atención a las necesidades educativas y asentado en los principios de integración y normalización. Continuar leyendo «Cada vez más comprometidos con la inclusión»

¿Jugamos?

El juego es una estructura básica para la transmisión del aprendizaje, debemos de tenerlo en cuenta para implementarlo en la vida. El esparcimiento no es cosa de niños, hay pasatiempos para cada edad, jugar nos permite experimentar y compartir, fallar y ganar, emocionarnos en un entorno seguro.
Continuar leyendo «¿Jugamos?»

Termina el año 2020, ni más ni menos

Cada 31 de diciembre solemos parar un momento, echar la vista atrás y, con un poco de perspectiva, hacer un balance del año que ya termina. En esta ocasión el año que termina es 2020. Ni más ni menos.

2020 es un año al que hemos puesto muchos apelativos. Han sido, seguramente, muy variados y muy negativos, aunque todos podríamos coincidir en uno que fuese más comedido: 2020 ha sido, ante todo, un año atípico.
Continuar leyendo «Termina el año 2020, ni más ni menos»

Navidad realmente difícil fue la de Jesús, María y José.

Hace unas semanas, Javier Leoz, un párroco de Pamplona, recibió una llamada de un número privado. Aunque parece ser que no lo cogió a la primera, «casi se le sale el corazón» -utilizando sus mismas palabras- cuando al responder descubrió que era el Papa Francisco quien le llamaba. El Papa quería felicitarle por una poesía que había publicado unos días antes, y cuyos primeros versos dicen:
«¿Que no habrá Navidad?
¡Claro que sí! Continuar leyendo «Navidad realmente difícil fue la de Jesús, María y José.»

El bienestar emocional en los alumnos

APRENDO A SER PERSONA: INTELIGENCIA EMOCIONAL

Educar la Mente sin educar al corazón no es educar en lo absoluto. Esta frase de Aristóteles es el corazón de nuestro proyecto.

INTELIGENCIA EMOCIONAL TRAS EL COVID19

No sabiendo qué es lo que iba a pasar tras el covid19 si tenemos la certeza que la Escuela es el lugar idóneo para sanarse.
La relación de apego de nuestros alumnos tanto con sus profesores, como con sus compañeros, es la clave y el lugar para la prevención y promoción de la salud mental de los chicos y chicas.
El colegio se ha convertido en un bien imprescindible para sanar la sociedad y mantenerla viva, con toda su riqueza de confortabilidad. Continuar leyendo «El bienestar emocional en los alumnos»

El estuche que guarda la joya

Hablar de estuches en casa y en la escuela es de lo más normal. Estuches con lo necesario para que los alumnos trabajen: lapiceros y bolígrafos, pinturas, rotuladores, gomas de borrar y sacapuntas. Los niños guardan sus materiales en ellos para no perderlos, tenerlos listos al día siguiente y seguir aprendiendo. Para protegerlos, guardamos en cofres los tesoros, en cajas fuertes los objetos de valor, en archivos de seguridad los datos sensibles y en estuches las joyas de diamantes. Continuar leyendo «El estuche que guarda la joya»