Más allá de la decoración

Durante la preparación del curso y las clases, los profesores encargados de curso, también llamados tutores han de realizar una labor de organización, disposición y decoración de las aulas para que los alumnos se sientan lo más a gusto y motivados posible a la hora de realizar el proceso de aprendizaje.

Muchas veces observamos ideas de otros profesores en las redes sociales y tratamos de adaptarlas a nuestros entornos de aprendizaje, pero hay que tener un factor en cuenta, no todo vale y todo aquello que añadimos a nuestras aulas tienen que tener una funcionalidad.

Este año, como tantos, comenzamos el curso con un nuevo reto. En las reuniones de comienzo de curso acordamos que nuestra temática para este curso iba a ser la Edad Media, por lo que la mayor parte de las personas se queda con la parte que se observa desde fuera, la decoración. Pero en el trasfondo está lo más importante que es el uso docente que damos a nuestro contexto de la Edad Media.

Usando el contexto de la Edad Media los tutores comenzamos a trabajar encargos de aula, para fomentar la responsabilidad de los alumnos y su implicación y protagonismo en la comunidad educativa. Por ello creamos encargos relacionados con profesiones de la Edad Media como por ejemplo los orfebres, el pregonero, herrero etc…

También los usamos para crear roles de trabajo cooperativo, entendido como un grupo de procedimientos de enseñanza que parten de la organización de la clase en pequeños grupos mixtos y heterogéneos donde los alumnos trabajan conjuntamente de forma coordinada entre sí para resolver tareas académicas y profundizar en su propio aprendizaje.
Basándonos en las referencias de los hermanos David y Roger Jonhson, ambos psicólogos sociales, en la que hablan del AC como aquella situación de aprendizaje en las que los objetivos de los participantes se hallan estrechamente vinculados, de tal manera que cada uno de ellos “sólo puede alcanzar sus objetivos si y sólo si los demás consiguen alcanzar los suyos”

En nuestro centro los alumnos desempeñan un papel dentro de su grupo con el fin de tener un papel activo en el proceso de aprendizaje y tener que cooperar con sus compañeros para alcanzar un objetivo común. Así los encargados de material pueden llamarse herreros, el portavoz es el pregonero, el escritor actúa como pasante. Con está metodología tratamos de fomentar en nuestros alumnos valores como el compañerismo, la responsabilidad, la visión de equipo para superar obstáculos y aprender a convivir y colaborar.

Otro principio activo de nuestro trabajo es añadir recursos , estrategias y metodologías que puedan beneficiar a los alumnos dentro del proceso de aprendizaje. En este caso hablamos de los rincones de trabajo de Montessori. María Montessori (1870-1952) fue una de las pedagogas más influyentes en el trabajo por rincones; creando espacios donde se ofrece a los niños diversos materiales para que desarrollen sus capacidades de la manera más global posible
Se trata de organizar la clase con espacios delimitados preparados para trabajar diferentes materias con diferentes recursos. En ellos se buscan que los alumnos respeten unas normas consensuadas, sean autónomos, respeten el trabajo en equipo e individual, que sean creativos y sobre todo se les permite que puedan tener errores y aprender de ellos.

Apoyándonos en las teorías de Gervilla (1995),dentro de las dos dimensiones donde puede utilizarse los espacios del aula, usamos los rincones como complemento de la actividad central del curso, lo que supone trabajar de una forma específica en el aula, ya sea por proyectos de trabajo globalizados o por clase expositiva y utilizar los rincones como complemento, de manera que los niños acudan a ellos cuando han acabado la tarea correspondiente que el docente ha fijado.
Así desarrollamos 4 rincones dentro de nuestras aulas, adaptadas a nuestro nivel educativo con la idea de complementar algunos aspectos generales de los contenidos curriculares. Estos rincones se concretan en el taller de imprenta y creación literaria, donde los alumnos crean libros y escritos, trabajando la comprensión escrita de manera tradicional o digital utilizando aplicaciones que nos permite hacer libros digitales y conseguir desbloquear actividades para poder hacer más historias.

La biblioteca, donde los alumnos trabajan un taller de lectura compartiendo libros y trabajando comprensiones lectoras, así como la reseñas de libros en formato vídeo que llamamos booktube, en los cuales los alumnos delante de las cámaras nos cuentan su reseña sobre el libro leído y vamos haciendo un banco de recursos de manera que todos los alumnos puedan leer o ver esa reseña y los comparten unos con otros. La fragua, donde los alumnos desarrollan la creatividad a través de manualidades y trabajos manipulativos, y el quadrivium donde los alumnos trabajan el cálculo y los problemas y también los retos de lógica que les vamos planteando por semanas.
Los alumnos van rotando por las estaciones de manera autónoma y grupal sabiendo a que rincón tienen que acudir cada día o cada semana, dependiendo de la duración de los objetivos programados.
Estos rincones nos sirven para reforzar aspectos que hemos trabajado en clase, o para desarrollar otros aspectos que curricularmente no se suelen trabajar.

En definitiva, la labor docente no solo es entendida como cubrir los objetivos curriculares que están programados en las leyes vigentes, sino que tiene un trasfondo de búsqueda de recursos, técnicas y metodologías que buscan despertar en cada uno de nuestros alumnos una motivación y un atractivo en el aprendizaje para así poder desarrollar de una manera más optimizada su predisposición hacia el aprendizaje no se trata solo de que aprendan lo establecido sino de empatizar con el aprendizaje y desarrollarles en todas las dimensiones posibles, no solo en una dimensión como apunta el autor Roger Lewin A menudo damos a los niños respuestas que recordar en lugar de problemas a resolver.

Álvaro Onrubia

Profesor de Primaria
Colegio Alborada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *