Los agujeros negros: ¿una puerta a otra dimensión?

Participar en la Liga de las Ciencias-Roctar (antes llamada liga STEM) ha sido apasionante. Empezamos con un concurso para los alumnos de alto rendimiento de secundaria, de donde saldrían los representantes de Alborada en la Liga de Ciencias. El concurso funciona de la siguiente manera:

  • Los equipos se registran en una plataforma digital.
  • El trabajo se divide en cuatro fases: ideas, objetivos, hipótesis y experimentación.
  • Un profesor da feedback de cada fase, y la valida cuando está completa.
  • Al final, los alumnos tienen que grabar un vídeo en el que expliquen su trabajo.

El experimento elegido trata sobre los agujeros negros, un trabajo de Ana Lucia, Catalina, Elisa, Elena y Claudia-Meng, alumnas de 1º y 2º de ESO. Han investigado mucho. ¡Tanto, que he tenido que estudiar yo también, para poder seguirlas! Agujeros negros, agujeros blancos, cómo se forman… Se nota que son alumnas de alto rendimiento. Tienen ideas brillantes y ponen un interés que va mucho más allá de las notas. Además, cuando estábamos en la hipótesis, saltó la noticia del descubrimiento de un agujero negro en una galaxia enana cercana. ¡Un regalo del cielo!

Nuestras alumnas y sus queridos agujeros negros fueron seleccionadas por la Universidad Carlos III para la final nacional. Eso implicaba exponer el proyecto, durante 7 minutos, ante un tribunal formado por tres profesores de la universidad. Lo hicieron fenomenal, y fueron uno de los nueve equipos ganadores.

Como dice Ignacio Ruiz, fundador de Roctar: “a nadar se aprende nadando, y la ciencia debería aprenderse experimentando». Sus ideas son creativas, y la plataforma ayuda realmente a conocer el método científico; pienso que puede ser muy interesante para otros colegios de nuestra red.

Para terminar, quiero recoger el comentario de Ignacio y César -su socio en Roctar- sobre nuestras alumnas. Dijeron que no solo habían hecho un buen trabajo, sino que también habían formado un verdadero equipo y, juntas, fueron capaces de transmitir todo lo que habían aprendido. Quiero agradecerles su labor al frente de Roctar y dar la enhorabuena a nuestras jóvenes científicas, por el gran trabajo que están realizando.


Raquel Castaño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *