Estrategias y actividades para vivir en inglés en el colegio

Estrategias y actividades para vivir en inglés en el colegio

Seguramente muchos estaremos de acuerdo con la cita de Frank Smith: “One language sets you in the corridor for life. Two languages open every door along the way”.

Ser profesora de inglés en Primaria en un gran colegio es un privilegio, un hermoso desafío y una fuente de inspiración. Es un regalo ver a mis alumnos “vivir en inglés” con total naturalidad gran parte de la jornada escolar. Es apasionante verlos atravesar todas esas puertas “bilingües” con curiosidad y muchos deseos de aprender. Día a día debo reflexionar para asegurarme que, a través de mis clases, desafío su pensamiento, promuevo la creatividad y no sólo enseño inglés, sino que educo en inglés.

 

Interacción y uso del Inglés en situaciones reales

Hace ya muchos años que estudié los distintos métodos utilizados para enseñar inglés y adopté, como la gran mayoría, el enfoque comunicativo. Más que una metodología es una forma de ver el aprendizaje que pone especial énfasis en la interacción y en el uso de la lengua en situaciones reales.

Esto se complementa con  la corriente que se ha fraguado en Europa y que  apuesta por el aprendizaje integrado de contenido y lengua (AICLE). Este nuevo paradigma ha surgido en el seno del Enfoque Comunicativo Europeo para dar respuesta a nuevos retos y demandas en el contexto social, económico y político de la Unión Europea. Desde el punto de vista metodológico, el enfoque AICLE ha supuesto la introducción en el aula de una serie de principios que han dado un giro importante a la enseñanza y aprendizaje de la lengua extrajera otorgándole un papel vehicular en el proceso.

¿Cómo aprenden inglés nuestros alumnos?

Partimos de la premisa que la nuestra es una enseñanza centrada en el alumno, flexible y facilitadora que atiende a los distintos estilos de aprendizaje y a las necesidades de los alumnos. Programamos  nuestras clases basándonos en el currículo  sin perder de vista enfoques didácticos y actividades creativas entre los que encontramos:

Actividades de inmersión: ‘sumergimos’ a los alumnos en una variedad de actividades creativas en inglés. A través de la pintura, la música, un experimento, una película, un proyecto o un papel en una dramatización, los alumnos tienen la posibilidad de compartir vocabulario, ideas y conceptos que le dan significado a  su aprendizaje.

Propósito claro: ¿Cuál es el sentido de leer y escribir, por ejemplo, si no sabemos por qué lo estamos haciendo? Ya sea escribiendo una invitación al Director y a los profesores para  nuestra “assembly”, redactando un email para enviar a nuestro autor favorito  o al exhibir nuestros trabajos para compartirlos con padres y compañeros, los alumnos saben por qué importa  la calidad del trabajo y se sienten altamente motivados.

Ambiente de aprendizaje inspirador: al recorrer el colegio debemos encontrar rincones que inspiren tanto a niños como a adultos. No sólo debemos exponer el trabajo de los alumnos de forma creativa; debemos, además, contar con estímulos visuales que motiven a los niños a descubrir nuevos tipos de textos y géneros en inglés, posters, maquetas, etc. que despierten su curiosidad y afiancen sus conocimientos.

Teatro: el uso del teatro es una herramienta muy poderosa. Representar una historia trasciende las barreras de la lengua y motiva a los alumnos a apreciar realmente el vocabulario y expresiones que están aprendiendo; desarrollan técnicas vocales, mejoran la pronunciación y entonación y se logra un punto de unión muy importante entre las destrezas orales y escritas.

Celebrar el aprendizaje: celebramos el aprendizaje de diversas maneras: los alumnos comparten lo que han aprendido en “assemblies” frente a sus compañeros de clase y también frente a toda la comunidad escolar. Son aprendices activos que exponen sus trabajos, ‘publican’ sus cuentos, recitan sus poemas y participan activamente en experiencias significativas.

Circle time: es aconsejable contar con este espacio de reflexión, al menos, una vez por semana. En mi clase seguimos pautas que los alumnos han incorporado con facilidad, como hablar en inglés, mirar a quien está hablando, escuchar atentamente, hablar cuando se tiene el turno y pensar reflexivamente para buscar una solución a los problemas presentados. Es un espacio, también, donde celebramos los logros propios y ajenos y las habilidades que hemos ido desarrollando.

La combinación de las cuatro destrezas en cada clase que programamos, el juego, el pensamiento reflexivo y el aprendizaje cooperativo son, también,  parte fundamental en nuestro día a día en inglés.

Para enseñar inglés en la actualidad debemos, por supuesto, conocer la metodología propia para la adquisición de la lengua, pero también debemos nutrirnos de un gran abanico de estrategias y actividades que favorezcan el buen desarrollo de la mente y el alma de nuestros alumnos y, todo, en inglés. Sí, hoy es posible ‘vivir en inglés’ en nuestro colegio durante gran parte del día.

Graciela Morandi Urdiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *